Domina el liderazgo situacional en 5 pasos



domina-liderazgo-situacional-5-pasos

Si tu objetivo es convertirte en un líder que forme líderes, debes ir un paso más adelante. Conocer y aplicar el liderazgo situacional te ayudará a adaptarte y reaccionar ante el nivel de madurez laboral que tengan tus colaboradores y las diversas situaciones que se presenten en la organización.

¡Sigue estos pasos y sé un líder a la altura de las circunstancias!

Paso 1: conoce los estilos de liderazgo

Antes de aplicar exitosamente el liderazgo situacional debes identificar y dominar los estilos de liderazgo existentes. Si deseas conocer las características de cada uno y su forma particular para motivar a los colaboradores, revisa esta infografía de Business Management Degrees:

infografia-estilos-liderazgo-blog-cognosonline.png

Paso 2: mantente listo para superar retos

Implementar este tipo de liderazgo requerirá que te adecues a cada circunstancia presentada y, sobre todo, que no le temas a los grandes retos. Por ello es fundamental que tu habilidad de adaptación al cambio esté desarrollada al máximo.

Quizás el mayor desafío que impone el liderazgo situacional es el abandono de la zona de confort. Así que si estás acostumbrado a ejercer solo un tipo de liderazgo, tendrás que esforzarte un poco más para implementarlo exitosamente. 

Paso 3: pon en práctica tu capacidad de análisis

Ahora que conoces y dominas los estilos de liderazgo, tendrás que decidir cuál es el indicado en cada situación, de acuerdo al contexto y la dinámica laboral de tu equipo. Manejar cada situación de la forma indicada favorecerá la integración y el mejoramiento de la dinámica laboral.

No obstante, debes reconocer que una decisión equivocada podría llevarlos (más allá de las consecuencias negativas del hecho en sí) a obtener valiosos aprendizajes que contribuirán al desarrollo laboral y profesional.

Paso 4: conoce las dimensiones del liderazgo situacional

Se podría decir que este liderazgo está compuesto por dos dimensiones: conductas e tarea (estructuras de iniciación) y conducta de relación (estructuras de consideración). El objetivo es crear una sinergia entre ambas.

La primera es la que indica a un colaborador la información básica de su trabajo: qué, cómo, cuándo, dónde y con qué debe realizar cada tarea asignada.

La segunda fomenta la comunicación entre el colaborador y el líder; brinda apoyo emocional, reconoce el trabajo bien hecho, incrementa la autoestima de los colaboradores y los impulsa a participar en la toma de decisiones.

Paso 5: identifica el momento adecuado

A lo largo de tu carrera encontrarás diferentes situaciones y colaboradores que ameritarán el liderazgo situacional. Revisa esta infografía de Epise, empresa de servicios profesionales para el desarrollo de talento.

Si detectas alguna de estas conductas en tu equipo de trabajo, será momento de actuar para obtener lo mejor de cada colaborador.

liderazgo-situacional-infografia-epise.jpg

¿Quieres impulsar al máximo el potencial de tus colaboradores? ¡Hazlo con nuestra ayuda!

Recibe consultoría especializada

Picture of CognosOnline
CognosOnline

Tags: liderazgo

Síguenos

Suscríbete a nuestro blog